Parto en el agua: ventajas e inconvenientes

15 mayo, 2019 0 Por redaccion

Todos los estudios apuntan a que las posturas verticales tienen muchos beneficios a la hora del parto, no hay una postura ideal para dar a luz la verdad pero son las mas indicadas sin duda alguna, de ahí el auge del parto en el agua. Otra de las opciones que van aumentando aunque lo ideal es que solo se use para el periodo de la dilatación es la de dar a luz en el agua. Esta forma de dar a luz es conocida desde los años 70 y en los 80 es cuando se puso de moda realmente, pues bien, hemos tenido que esperar hasta 2019 para que las madres vuelvan a pensar en dar a luz en agua.
Los partidarios de este método recalcan la disminución de la sensación de dolor ya que el agua aporta una mayor dilatación y al moverse para escoger la postura que se prefiera, pero claro, todo ello debe de estar acompañado de un profesional para que se haga correctamente para evitar peligros que pueden llegar a darse.

Este tipo de parto y cómo hemos podido ver en el video no deja de ser un parto natural, se puede hacer tanto en casa como en un centro médico que sin duda es la opción más recomendable, claro, requiere de unas instalaciones adecuadas. Si optamos por esta forma de dar a luz tenemos que tener en cuenta la temperatura del agua que deberá de ser constante durante todo el proceso, la mujer no debe de estar muy sumergida, el agua le llegará a la altura del pecho, no mas y que no permanezca un tiempo muy prolongado para evitar un cierto cansancio y será muy recomendable controles bacteriológicos del agua para evitar cualquier tipo de infección, así que lo mejor será resumir las ventajas e inconvenientes que son estas:

Las ventajas

.- Nos va a favorecer la relajación muscular y así disminuye el dolor.
.- Debido a la flotabilidad nos facilitará los movimientos.
.- El parto, la duración se suele acortar bastante.
.- La tasa de episiotomía es sensiblemente mas baja.
.- Otra ventaja importante avalada por estudios indica que para el bebé también es positivo, porque la transición del útero materno al exterior es mejor en el medio acuático.

Inconvenientes

.- Normalmente las contracciones pueden ser menos intensas y frecuentes.
.- El parto se puede complicar y por eso debe estar siempre controlado por profesionales médicos y se ha de llevar a cabo en instalaciones médicas, jamas hacerlo en casa propia.
.- Se puede producir un abundante sangrado con lo que ello conlleva.
.- Hay un mínimo riesgo de infección para el bebé si no llevamos un control bacteriológico del agua.

 

¿Existe el riesgo de que el bebé trague agua?
R.: El problema no sería tragar agua ya que todos los seres humanos lo hacemos. El problema sería aspirar agua. El bebé está dentro del agua (líquido amniótico) en el vientre materno, por lo tanto sus vías aéreas están llenas de líquidos. Mientras permanece dentro del agua no tiene los estímulos para respirar o llorar, por lo tanto no hay riesgos de aspiración. Los bebés nacidos dentro del agua no acostumbran llorar inmediatamente después del nacimiento.

El parto en el agua no representa ningún riesgo adicional para la madre y el hijo.

Las revisiones científicas efectuadas en Europa, especialmente en el Reino Unido, concluyen que entre un parto normal y un parto acuático atendidos por un profesional, no existen diferencias de morbilidad y mortalidad.

¿Ese parto es acompañado por médicos o es realizado sólo por las parteras?
R.: El parto en agua puede ser acompañado por cualquier profesional que realice partos (médicas, enfermeras, parteras…) siempre que tengan experiencia.

Es importante destacar que el parto acuático debe ser atendido por un especialista, aún en embarazadas de bajo riesgo.

¿Cómo funciona en el caso de que se presente algún problema a la hora de nacer? Por ejemplo, ¿si un bebé estuviese e una posición inadecuada o tuviese el cordón enrollado en el cuello?
R.: Funciona de al misma forma que funcionaría con un parto fuera del agua. Si el bebé no estuviese bien posicionado y esto no se corrige espontáneamente, serán necesarias otras medidas. Para eso, la madre es retirada del agua para que se realice alguna intervención. Al igual que en un parto normal hospitalario fuera del agua que por algún motivo no estuviese transcurriendo adecuadamente y la madre necesite de una cesárea, ella tendrá que ser transferida a una sala de operaciones. Lo que quiero decir es que si algo no funciona bien, recurrimos a la tecnología. La circular del cordón en el cuello es un mito que aprovecho para desmitificar: muchos bebés nacen por parto normal con el cordón enredado e el cuello, a veces en el vientre, en el tobillo, en la muñeca sin ningún problema. La circular del cordón no ahorca al bebé ya que él no respira por la nariz sino que por el cordón umbilical de donde recibe el oxígeno. Son rarísimas las ocasiones en que una circular del cordón complique un parto. Por lo tanto la circular del cordón no es un factor que impida un parto normal en agua.

Una vez aclarado las ventajas e inconvenientes ahora decidís vosotros, hay que tenerlo claro porque dar a luz no es nada simple y puede llevar riesgo de muerte tanto del bebe como de la mamá, así que deberemos de tener asistencia médica en todo momento.