Neonben.gif (2301 bytes)

Nuevos beneficios de la lactancia materna

La lactancia maternal es el alimento ideal para el niño recién nacido y debiera ser el único alimento hasta los seis meses de edad.
Luego de esa edad es un excelente complemento alimenticio, pleno de beneficios tanto para el niño como para la madre, que puede extenderse incluso hasta los dos años o más. Según el Ministerio de Salud, la lactancia materna exclusiva en el Perú (1), entre los niños que acuden a los establecimientos de salud, en forma paradójica y alarmante está disminuyendo: 57.9% en el 2000, 53.6% en el 2001, 51.9% en el 2002 y 49% en el 2003.
En el resumen de un estudio que saldrá publicado próximamente en la revista Archives of Disease in Chilhood, (2) los autores evaluaron en dos países europeos (Estonia y Dinamarca), a cerca de 2,200 niños entre 9 y 15 años escogidos al azar, para determinar en ellos la presencia de elementos del síndrome metabólico y relacionarlos con el antecedente del tipo y duración de lactancia que habían recibido. El síndrome metabólico está constituido por hipertensión arterial, disminución del colesterol “bueno” (HDL-colesterol), elevación de triglicéridos ambos medidos en la sangre e insulino resistencia (diabetes mellitus o aumento de la insulina). La presencia de este síndrome en una persona se asocia a un aumento en su riesgo cardiovascular, es decir tiene un elevado chance de sufrir un infarto cardiaco.

Resultados importantes

Los autores del estudio encontraron que los niños que habían sido alimentados exclusivamente con lactancia materna tenían menores cifras en la presión arterial frente a los que no habían sido alimentados de ese modo. Luego de ajustar las cifras por diversos factores como edad, sexo, país, peso de nacimiento, estadio puberal, entre otros, los niños o jóvenes que habían recibido lactancia materna exclusiva tenían en promedio 1.7 Mm. Hg. menos de presión arterial que el grupo que nunca había recibido lactancia materna exclusiva. Más aún, encontraron una relación directa dosis respuesta, es decir que a mayor tiempo de lactancia exclusiva mayor descenso en la presión arterial. Este hallazgo sugiere una asociación de causa efecto.
Adicionalmente, no se encontró asociación entre la lactancia materna y el resto de componentes del síndrome metabólico.
Los autores concluyen que los efectos benéficos de la lactancia materna en la niñez sobre la presión arterial en la niñez y adolescencia son comparables a lo que logra la actividad física y una dieta baja en sal en adultos, sugiriendo que este hallazgo tiene importancia en la salud pública.

Reflexiones finales

Promocionemos la lactancia maternal exclusiva , pues siempre y en todo sentido el mejor alimento para los niños.
Incluso las madres que trabajan pueden hacerlo extrayéndose la leche y dejándola refrigerada para que se la den a su hijo durante su ausencia.

Fuentes revisadas

(1) Dra. Milagro Raffo. Editorial de la Revista Peruana de Pediatría. Vol 57mayo/agosto 2004.
(2) Lawlor DA , Riddoch CJ, Page AS , Andersen LB , Wedderkopp N, Harro M, Stansbie D, Smith GD. Archives of Disease in Childhood. 2005 Jun;90(6):582-8.
(3) Le recomendamos visitar www.lalecheleague.org o escribirle a su representante en Perú, Sra. Alison Velasco a: alsvelasco@terra.com.pe

llllogo.gif (2178 bytes)