RECOMENDACIONES A APLICAR EN EL EMBARAZO Y EN EL PARTO
Emitidas por el Ministerio de Sanidad de ESPAÑA en Madrid, el 6 de Julio de 1989
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ministerio de Sanidad y Consumo
Instituto Nacional de la Salud
RECOMENDACIONES
ASUNTO: Atención Familiar al Parto
ÁMBITO: Direcciones Provinciales del INSALUD y Gerencias de Hospitales Propios y Administrados.
NORMAS

El INSALUD fomentará la psicoprofilaxis obstétrica como medio de disminuir el miedo y la ansiedad de la mujer ante su alumbramiento.
Se garantizará el acceso de las embarazadas junto con su pareja, si lo desean, a cursos de preparación psicofÍsica al parto.
La mujer embarazada recibirá una completa información sobre el embarazo y parto, respetándose la posibilidad de seleccionar junto con el personal sanitario las medidas que han de adoptarse en el mismo: posición, forma de dar a luz, analgesia...
Respetar el derecho de la embarazada a tener a su pareja o a quien ella decida a su lado durante el proceso de dilatación y parto, salvo que éste sea instrumental.
Las reformas arquitectónicas de las Maternidades, se reestructurarán de forma que garanticen el derecho a la intimidad familiar, mediante habitaciones de dilatación separadas, y posibilidades de deambulación de la parturienta.
Utilización de métodos de monitorización fetal a distancia que permitan conjugar la intimidad del parto, con el control médico necesario. Empleándose preferentemente sistemas de monitorización telemétrica.
Fomento del contacto precoz padre/madre/hijo ininterrumpido desde el momento del alumbramiento, salvo causas clínicas que lo justifiquen.
Derecho de la madre a seleccionar el tipo de lactancia una vez recibida adecuada información sobre el particular.
Tendencia a ampliar y flexibilizar el horario de régimen de visitas, procurando la mayor independencia de las madres, dentro del hospital en la medida de lo posible, llegándose a la habitación individual en aquellas Maternidades cuya baja ocupación lo permita facilitándose, salvo causas médicas que lo justifiquen que la madre se encuentre acompañada en todo momento, si así lo desea.
Mejora de las condiciones hoteleras y de confortabilidad de paritorios y dormitorios, cuidando aspectos tales como: camisones, ropa de cama... y, especialmente la alimentación procurando dietas adecuadas teniendo en cuenta las necesidades energéticas de la mujer derivadas del parto y lactancia.
Iniciación de la recuperación física postparto en las plantas de puérperas, impulsando durante la permanencia de la madre en el Hospital, la educación sanitaria en cuestiones relacionadas con el puerperio, lactancia, vacunaciones, higiene, prevención del cáncer ginecológico, control de fertilidad, etc.
Propiciar el alta precoz de la embarazada que no debe permanecer en el Hospital mas tiempo del estrictamente necesario, procurándose en su caso, la asistencia domiciliaria de matronas de área. El informe de Alta, deberá ser remitido al Centro de Atención Primaria correspondiente para el seguimiento del puerperio y posible asignación a los programas Materno-Infantiles que se estén desarrollando.

Madrid, 6 de Julio de 1989.
EL DIRECTOR GENERAL,
José Simón Martín.

cithomed.jpg (16339 bytes)