UNICEF.gif (5437 bytes) Asociación Amigos de los Niños de la Marina Alta

TERMINA PRIMERO EL PRIMER PECHO

En este sitio tendrás la oportunidad de aprender cuál es la mejor forma de alimentar a tu bebé y al mismo tiempo... Amarlo, protegerlo, cuidar la salud de ambos y la del planeta en el que todos vivimos.

cartel02.gif (3187 bytes)
banner1.gif (13044 bytes)

Neonint.gif (2324 bytes)


CONSULTAS FRECUENTES

¿Cuándo debo lactar al bebé?

EL COMIENZO

El mejor momento para iniciar la lactancia es lo antes posible después del parto. Según la OMS. conviene iniciar la lactancia durante la primera media hora siguiente al parto


Es importante que al niño se le ofrezca el pecho precozmente, a ser posible en la primera media hora tras el parto. Después de la primera hora, el recién nacido suele quedar adormecido unas horas. Durante este tiempo, es recomendable que el bebé permanezca junto a su madre aunque no muestre interés por mamar y que se estimule el contacto piel con piel entre ambos. Así, puede ofrecerse el pecho tan pronto como se observe que el niño está dispuesto a mamar (movimientos de la boca buscando el pezón, hociqueo...) y no solamente cuando llore. El llanto es un signo tardío de hambre.

Cuando tu bebé está alerta y despierto, pero antes de que empiece a llorar.

Cuando tu bebé indique que lo desea, moviendo la boquita como para chupar o su mano hacia su boca.

Los recién nacidos lactan de 10 a 12 veces cada 24 horas.

La lactancia frecuente previene la plétora y estimula la producción de leche.

Tengo un bebé prematuro:

Aunque tu bebé haya nacido prematuramente también puedes lactar. La composición de la leche de una mamá que ha dado a luz antes de tiempo es un poco distinta al principio, más rica en proteínas. Al principio es probable que te la tengas que sacar y que haya que dársela con sonda, pero enseguida el bebé podrá agarrarse al pecho. En un bebé prematuro es más importante si cabe el darle tu leche que le aportará las defensas que necesita.

Mellizos, trillizos:


Tener mellizos (o gemelos) o trillizos no es ningún impedimento para dar el pecho, es algo totalmente normal. Como aumenta la demanda al mamar dos (o más) niños, aumenta la producción. Hay técnicas y posturas y ciertos trucos para ayudarte. Pídenos información. Puedes visitar la página Web de nuestro grupo amigo
multilacta.

Lactancia a hermanos de distintas edades:

La lactancia en tándem que así se llama es posible y enriquecedora para la madre y los hermanos que comparten el cariño y el alimento de su mamá. En la Web citada www.multilacta.org puedes informarte sobre la lactancia en tándem.

¿Puedo bañarle después de la toma?

No hay ningún problema en que le bañes antes o después de la toma, no se le va a cortar la digestión ni nada parecido pues el agua estará caliente (32 a 37 grados). Es muy probable que el recién nacido disfrute mucho más del baño después de la toma pues estará relajado al tener la tripita llena. Si le bañas antes y tiene mucho hambre estará muy nervioso y ninguno de los dos disfrutaréis del baño. Con el tiempo los dos cogeréis el tranquillo.

¿Qué es el calostro?

Es una leche especial que aparece a partir del 7º mes de gestación y dura hasta el séptimo día de vida del bebé. Es espeso, pegajoso y color amarillo claro. Es considerado en alimento completo para el bebé por ser rico en anticuerpos que protegen contra infecciones, tiene un efecto laxante que facilita la eliminación del meconio (las primeras heces del bebé) ayudando a prevenir la ictericia (coloración amarillenta de la piel del bebé); también posee factores de crecimiento que aceleran la maduración intestinal previniendo contra las alergias y la intolerancia. Su volumen es de aproximadamente 30 ml por mamada (10 a 100 ml/día), que corresponde a la capacidad gástrica del bebé al inicio de la vida.

El calostro satisface todas las necesidades nutritivas del bebé durante los primeros días. El recién nacido sólo requiere la leche especial llamada calostro que tiene la mamá. No requiere agua ni fórmula. Por esta razón recomendamos “rooming in,” o alojamiento en conjunto — que tu bebé se aloje contigo en tu cuarto de hospital.

¿Cuáles son las tres fases de la leche materna?
La leche materna pasa por tres momentos diferentes: El calostro que va hasta el séptimo día de vida del bebé, la leche de transición que desde el séptimo al décimo quinto y la leche madura a partir del décimo quinto día después del nacimiento. Con la leche madura podemos observar dos fases: una llamada anterior, desde el inicio de la mamada, donde la leche tiene una apariencia grisácea porque contiene más proteínas y una fase posterior, al final de la mamada, de apariencia más blanquecina por contener más grasas. La leche materna es una sustancia viva y de gran complejidad biológica. Se modifica de acuerdo a lo que suceda durante el día, durante una mamada, de acuerdo a las necesidades del bebé y de acuerdo a las enfermedades con las cuales la madre entra en contacto.

Método de la Madre Canguro: para recién nacidos de bajo peso. Propone un contacto continuo piel con piel con la madre y una alimentación a pecho a demanda, en lugar de la tradicional "incubadora".

Si el bebé es dormilón no esperes que sea el llanto su forma de pedir el pecho. Amamántalo con frecuencia. Deben ser alimentados cada vez que muestran señales de hambre, como lo son un aumento de energía o actividad y las muecas con la boca y la lengua, tanto de día como de noche. No conocen horarios. El llanto es un indicador tardío de hambre.[en otras palabras, el bebé pasa hambre si se espera a que llore para alimentarlo].

¿CUÁNTAS VECES SE DA DE MAMAR AL BEBÉ?

Olvídate del reloj y dale el pecho cada vez que lo pida. El bebé aumentará tu producción de leche y dejará de llorar. Darle siempre a demanda: Cada bebé es diferente.

¿CUÁNTO TIEMPO NECESITA EL BEBÉ EN CADA PECHO?

Algunos necesitan 10 minutos en cada pecho, otros, veinte, otros en cinco minutos terminan.

Vaciar el pecho entero: la primera leche es más líquida y la del final es más grasa. El niño soltará el pecho cuando lo haya vaciado. Después, ofrécele el otro. A veces no querrá más.

Déjelo succionar y obsérvelo, tendrá un ritmo sostenido por unos minutos, hará una pausa y luego retomará el ritmo. Cuando la pausa se alargue, levante el mentón con un dedo.

El recién nacido amamantado a demanda puede hacerlo entre ocho y catorce veces al día. El número de mamadas disminuye a medida que el niño crece. El verdadero ritmo lo acordarán su bebé y usted, llevada por su instinto materno.

Es fundamental el posicionamiento apropiado del bebe en el pecho

Si el aumento de peso no es satisfactorio, se deben descartar causas comunes:

Es normal que pierdan hasta un 10% de peso en la 1ª semana

¿Qué debemos hacer cuando un recién nacido que está siendo alimentado con leche materna exclusivamente no consigue ganar peso?
Cuando un bebé amamantado exclusivamente no gana peso
es preciso pensar en cómo está mamando éste bebé, o sea, si la toma del pezón está bien, sin grietas.
Si el apego al pezón está bien, entonces tenemos que pensar con que frecuencia hace sus tomas este bebé: Lo ideal es la libre demanda que es cuando el bebé toma toda la leche que necesita cuando lo desea; si a pesar de estar a libre demanda no gana peso es preciso pensar que la madre lo retira del pecho antes del tiempo. Sabemos que la leche posterior, del final de la mamada contiene más grasa y por eso para lograr una buena ganancia de peso es necesario: un buen apego. Libre demanda y no retirarle del pecho durante una mamada. Si estos tres puntos se logran y el bebé no engorda, entonces es preciso considerar la hipótesis de la infección en la orina. Esta es una de las causas de poco aumento de peso en los recién nacidos.

Problemas y soluciones

PEZONES DOLORIDOS

PECHOS COMO PIEDRAS...CONGESTIÓN

¿CÓMO SÉ SI MI BEBÉ SE ALIMENTA BIEN?

TOMA PECHO POCAS VECES POR DÍA

Amamantar y trabajar

VUELTA AL TRABAJO.....¿Y AHORA QUÉ?

PROBLEMA

SOLUCIÓN

Se prende mal al pecho

Revisar que abra bien la boca, sino, se lo desprende y vuelve a prender. También verificar si lo sujetemos cómodamente. Unas almohadas debajo de tus brazos ayudan a una buena posición porque entonces el bebé no es tan pesado. La panza del bebe debe estar contra tu panza

Madre agotada, se alimenta mal

pedir colaboración para lograr un poco de descanso. Llevar al bebé a la propia cama durante la noche, al menos los primeros meses. La mamá que amamanta merece una buena dieta. Mejora la calidad y cantidad de tus alimentos

Madre nerviosa, tensa, preocupada.

pedir colaboración para un poco de descanso. Confiar en la propia capacidad de cuidar al bebé. Vos podéis aprender a conocer y a querer a tu bebé y fundamentalmente: vos lo podéis nutrir con tu leche y con tu amor

Madre que hace dieta para adelgazar.

Ingerir las calorías adecuadas. Comiendo sano y equilibrado, el solo hecho de dar de mamar, ayudara a adelgazar. Toda la leche que sale de la madre, es "peso que se pierde"

Madre sin apoyo familiar

Buscar ayuda en amigos y vecinos. Acercarse a grupos de ayuda en Parroquias, Sociedades de Fomento u hospitales

Mamada muy corta, no logra extraer la leche más "gorda".

dejar al bebé al pecho hasta que se desprenda solo. No pasar al segundo pecho hasta que no finalice el primero

También puede ocurrir que el bebé padezca alguna enfermedad por la que no aumenta de peso o se lo ve molesto

Llevarlo al control médico para descartar la posibilidad

GRIETAS

usar la propia leche para cicatrizar. Secar al aire los pezones antes de cubrirlos

Y ES FUNDAMENTAL QUE SEPAS QUE VOS PODES ALIMENTAR A TU HIJO. QUE TIENES LA CAPACIDAD Y QUE TU LECHE SIEMPRE ES BUENA.


las crisis

La primera crisis es después del parto con la bajada de la leche. Para evitar esto, debes exigir que te pongan al bebé al pecho desde que nace, que chupe todo el tiempo que quiera y cuando quiera.

La segunda crisis es en el segundo mes (alrededor de los 40 días), cuando termina el puerperio y tu organismo vuelve a estar como antes del embarazo, dura más o menos 48 has. y no debes dar biberón, sólo aumenta el número de mamadas y toma líquido mientras amamantas.

La tercer crisis es al tercer mes, en que puedes ovular, tus senos disminuirán de tamaño y el bebé chupa sólo 5 minutos, o menos, y lo hace más espaciado porque la leche adquiere un alto valor nutritivo que hace disminuir la demanda de alimento, para nada significa que tengas poca leche o que la leche no le alcance.

Solo deberás tener confianza en ti misma, sabiendo que:

Que tu leche es siempre buena.

Que tu y tu alimento siempre y en todo momento están dispuestos.

Que entre tu leche y tu hijo no hay nadie más que tú.

Que lo mejor y más completo para tu hijo es tu leche, y no hay nada igual o mejor que ello.

Que tu alimento es el más digerible para tu hijo.

Que tu leche crea más defensas que cualquier otro alimento.

Que tu leche protege contra diarreas, catarros, eczemas y otros.

Que las facciones del niño amamantado son más perfectas, en especial el cierre de la boca y la disposición de los dientes.

Que alimentar por ti misma al bebé brinda más placer a la familia.

Que amamantar te embellece.

Que amamantar es amar.


Existen grupos de apoyo a la lactancia que sirven para compartir experiencias y que ayudan a las madres a tomar decisiones basadas en la información


La familia:

Evitando las comparaciones con experiencias negativas debidas a la falta de apoyo.

Ofreciendo comprensión y confianza.

Ocupándose de la alimentación de la madre.


¿Qué pueden hacer los profesionales y los centros de  salud para proteger la lactancia materna?

Que la formación y educación sobre lactancia materna se extienda a todas las instituciones docentes de enfermería, medicina y resto de profesiones de la salud.

Facilitando que madre e hijo estén juntos, que el bebe no tome ningún otro alimento o suplemento,  y recomendando la lactancia a demanda.

Adhiriéndose a la Iniciativa Hospitales Amigos de los Niños.

Defendiendo las leyes que protegen la lactancia materna.

No aceptar ni distribuir muestras gratuitas de leche, biberones ni tetinas (Código OMS, Art., 5.2 y 7.4) Los suministros por motivos humanitarios a familias necesitadas han de cubrir todas las necesidades del lactante (nunca un único bote) y se han de distribuir a través de canales adecuados (asistencia social...)

No exhibir carteles, calendarios y otros materiales publicitarios de los fabricantes en los centros sanitarios (Art. 6.2 y 6.3) A los ojos de sus pacientes, la presencia de estos materiales  indica que, con su prestigio, el profesional de la salud apoya estos productos.

No distribuir libros, folletos o videos preparados por la industria (Art. 5.1 y 6.2).

No permitir que los representantes de la industria se dirijan a las madres (en los cursos de educación maternal, por ejemplo) (Art. 5.5 y 6.4).

No explicar la técnica de la lactancia artificial a todas las madres, si no solamente a aquellas que lo necesiten (Art. 6.5)

No aceptar incentivos económicos o material de las compañías (Art. 11.4).


En restaurantes y centros comerciales:

Respetando el derecho de la mujer dar el pecho en público.

Facilitando la comodidad de la madre y el bebé en el momento de amamantar.


Las escuelas, los medios de comunicación y el resto de la sociedad:

Aumentar la conciencia pública de la importancia de la lactancia materna.

Entendiendo y presentando la lactancia materna como la forma normal de alimentación de los recién nacidos.

Explicando desde la escuela la importancia de la lactancia materna.

Favorecer las prácticas de amamantamiento tanto en los juguetes, los libros para niños y el material docente en general.

Integrar la lactancia materna en los programas de enseñanza primaria y secundaria.

Educando para la vida

¿Qué debemos enseñar a l@s niña@s sobre la Lactancia Materna?

Para que la práctica de lactancia materna se haga nuevamente norma cultural, es importante que los conocimientos básicos sobre la lactancia materna se incluyan en todo el sistema educacional. Estos conocimientos pueden incluir:

El amamantamiento es la manera normal de alimentar a l@s bebés y las madres y l@s bebés tienen derecho a alimentarse libre de influencias comerciales.
Las madres y bebés amamantad@s deben ser bienvenida@s en todas partes. Tienen derecho de estar: en escuelas, oficios religiosos, restaurantes, transporte público, centros de trabajo, visitando a los amigos, en el hospital o estando de compras.
Cargar al bebé le da un sentido de seguridad y un estímulo a su cerebro en desarrollo.
Aunque las madres necesiten trabajar fuera de casa, l@s bebés necesitan la leche materna, especialmente durante el primer año de la vida. Una madre puede entonces exprimir su leche y dejarla para que el bebe la reciba mientras ella no está.
Los padres o compañeros pueden proveer todo el cuidado del bebé como lo hace la madre. Pueden mecer, hablar, cambiar, bañar, dormir, jugar, cargar, etc. Ellos no pueden amamantar pero sí pueden darle al bebé, con taza o cuchara, la leche materna exprimida que dejó la madre.
El amamantamiento ayuda a preparar al niño o la niña para recibir nuevos alimentos y cambia para responder a las necesidades del bebé y niña@ en desarrollo.
El dormir con l@s niña@s es una forma normal de cuidarlos, no es un mal hábito que fomentará la dependencia.
Las imágenes de bebés tomando biberón y utilizando chupones son imágenes utilizados para vender productos.

Maestros en primaria

Revisen los libros en la biblioteca con imágenes positivas y las prácticas presentadas. Reemplacen libros negativos por los que fomentan la lactancia materna.
Pida a los niños que entrevisten a sus madres y vecinas sobre sus experiencias con el amamantamiento que les brindaron de pequeños, discutan las respuestas en la clase y corrijan información incorrecta.
Desarrollen juegos de adivinanzas, rompecabezas y otros para aprender el propósito de los componentes de la leche materna.
Desarrollen un libro para colorear para niños. Hagan concursos de arte, cuentos o canciones sobre lactancia.
Pida a los niños preguntar a sus madres y familiares y vecinos cuándo y cómo sus bebés empezaron a comer otros alimentos. Discutan las respuestas en la clase e investiguen por qué hay diferencias en edades y comidas que las madres introdujeron.
Inspeccionen el aula sobre juegos que promueven la alimentación artificial como muñecas con biberones o chupones. Pidan a las madres, familiares y maestros remplazarlos con muñecas que amamantan y utensilios para la alimentación para niños.
Pongan afiches, folletos y otra información sobre la lactancia en clínicas de salud escolar y centros para educación familiar.

Evitando la influencia de la industria.

Aumentar la conciencia pública sobre el valor económico de la lactancia materna vs. el alto costo de la alimentación con biberón.

Proveer información concreta sobre las ventajas económicas de la lactancia materna.

Ayudar a los gobiernos a apreciar el valor económico de la lactancia materna para todos los sectores de la sociedad y la necesidad de incluir programas de apoyo a la lactancia materna en los presupuestos de salud pública.


¿QUÉ PUEDO HACER YO?

Apoyar políticas y prácticas sanitarias protectoras de la lactancia.

Favorecer la lactancia materna en público y en el trabajo, eliminando los obstáculos.

Apoyar a las madres que amamantan, respetando su decisión.

Neonben.gif (2301 bytes)

papasenkepinas.gif (17532 bytes)
Reloj.gif (10468 bytes)
espana2.GIF (23791 bytes)
humorhtm_cmp_bubbles110_vbtn.gif (1242 bytes)